Puebla, Pue.- El Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del estado de Puebla (CCSJP) mediante el Observatorio Ciudadano de Seguridad y Paz (OCSEPAZ) presentó el informe “Justicia por propia mano. Análisis de los linchamientos en el estado de Puebla, 2019”, primer ejercicio a escala estatal en el país dedicado al abordaje de este fenómeno social.

Este documento es un aporte de información y argumentos a la discusión pública entre autoridades y población frente a los problemas de seguridad y justicia en el estado, con miras a coadyuvar en el proceso de formulación de mejores políticas públicas.

Este reporte tiene como objetivo identificar, a nivel estatal, los datos disponibles sobre este fenómeno y, con base en ellos, generar un análisis que permita proponer hipótesis explicativas que a su vez deriven en recomendaciones para su mejor comprensión, manejo y prevención.

A partir de la información obtenida de fuentes oficiales y robustecida con registros hemerográficos, se identificó un total de 276 casos de linchamiento ocurridos de enero a diciembre de 2019. El análisis permitió identificar un total de 362 personas objeto de linchamiento. 94.8 por ciento de las víctimas fueron del sexo masculino y el 5.2 del femenino. Pese a que en el 95 por ciento de los casos se rescató con vida a quienes fueron objetos de las agresiones, derivado de la aplicación del protocolo de actuación vigente para este tipo de hechos, hubo 20 víctimas fatales.

Los delitos patrimoniales fueron el detonante principal que desencadenó el linchamiento en el 55 por ciento de los casos (153), mismos que produjeron el 40 por ciento de las víctimas fatales, con 8. Otros propiciadores fueron los delitos contra la libertad (18), de índole sexual (11), los que atentan contra la vida (10). En 4 casos aparentemente no hubo delito.

Fueron analizadas también las características ambientales y de convivencia de algunas de las zonas donde sucedieron estas acciones en el municipio de Puebla, lo que permitió ahondar en la comprensión del contexto social y de seguridad de las comunidades y su influencia en la actuación colectiva que tuvo como resultado episodios de linchamiento.

Una parte de este reporte aborda el Protocolo de Actuación para casos de Intentos de Linchamiento en el Estado de Puebla, en la que se comparten los resultados de una serie de entrevistas realizada a agentes de policía que en al menos una ocasión han participado en el rescate de alguna persona empleando los lineamientos marcados por el mismo protocolo.

Derivado del proceso de recopilación de información, comparación de datos obtenidos y análisis de resultados, se proponen 14 recomendaciones para ayudar a manejar y prevenir el fenómeno del linchamiento, destacando: la definición clara del concepto de linchamiento; la generación de una base de datos sólida sobre el fenómeno, que sea pública para procurar la transparencia y acceso a la información; desarrollar programas y acciones enfocados a incentivar la cultura de la denuncia; y constituir vínculos de cercanía entre las autoridades con la ciudadanía para mejorar la confianza.

En la presentación virtual participaron Alejandro Espriú Guerra, Director Ejecutivo del CCSJP; Luz Ányela Morales Quintero, profesora-investigadora de la BUAP y Consejera Ciudadana; María del Rocío Vázquez Olivos, Jefa de Oficina de la Subsecretaría de Gobierno de la Secretaría de Gobernación del Estado de Puebla; Israel Salomón Huerta, Subcoordinador del Observatorio Ciudadano de Seguridad y Paz (OCSEPAZ) del CCSJP; y Rodolfo Tadeo Luna de la Mora, investigador del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría SJ., de Ibero Puebla.

Con este trabajo, en el Consejo Ciudadano reafirmamos la convicción de contribuir a la construcción de políticas públicas basadas en evidencia, y en las que se deben vincular actores gubernamentales, académicos y de la ciudadanía, como medio insustituible para lograr condiciones que favorezcan la paz, la seguridad y el acceso a la justicia para todas las y los poblanos.